4 datos sobre la importancia del diseño de empaques

Las personas son criaturas visuales por naturaleza. Lo que diferencia a una mala empresa de una buena es el hecho de que esta última sabe cómo atraer la atención de los clientes con la ayuda del diseño de empaques. Mientras que un logo interesante y llamativo juega un papel importante en la comercialización de un producto, nada se acerca tanto como los efectos que un diseño visualmente atractivo y llamativo tiene en los clientes potenciales.

¿Por qué es tan importante?

Los clientes se sienten atraídos, más que nada, por productos que se ven bien. Algo que está bien diseñado e interesante está destinado a atraer a más clientes potenciales que un producto que está mal diseñado y parece insípido. Esta es la importancia del diseño del envase. Después de todo, es la clave para comercializar un producto y asegurar su venta. También es la clave para asociar una marca a una determinada cosa, ya sea un color o una fuente. Lo que esto significa, esencialmente, es que los clientes que se sienten atraídos por un envase están obligados a recordarlo más adelante antes de volver al producto. El diseño de empaque es crucial para el éxito del negocio.

Diseño de Packaging

Un buen diseño debe reflejar siempre el producto y la creatividad y personalidad de la empresa. Sin embargo, el diseño del envase no se limita a garantizar que el envase tenga un aspecto atractivo. Hay toda una ciencia detrás: desde la forma del envase hasta los materiales utilizados, sin olvidar, por supuesto, su funcionalidad. Por ejemplo, de las muchas cosas que hay que tener en cuenta al crear un paquete, una de las cosas más importantes que hay que recordar es sin duda la protección que ofrece al producto. No tiene sentido hacer que un paquete parezca visualmente interesante si es incapaz de hacer lo que se pretendía hacer en primer lugar.

Cómo hacer el diseño perfecto del empaque

Se han realizado muchos estudios de investigación sobre la importancia del diseño de envases, y si hay algo que todos han encontrado, es que la simplicidad vende. Lo que la gente quiere, más que nada, es obtener la información de una manera rápida y sencilla. Aunque comienza por atraer su atención a través de un envase elegante y llamativo, es de suma importancia etiquetar claramente de qué se trata el producto. Las empresas quieren que la gente compre sus productos – no quieren que la gente se vaya y compre un producto de la competencia simplemente porque la información puede ser accedida más rápidamente en su paquete.

Lo que los clientes quieren

Además de la simplicidad, los clientes también quieren honestidad y autenticidad. En otras palabras, quieren saber a ciencia cierta que el producto que está etiquetado en el envase es claramente el producto que se encuentra en su interior. Para que esto suceda, las compañías siempre deben asegurarse de que el paquete los haga parecer dignos de confianza. Esto puede lograrse asegurándose de que el paquete esté hecho de materiales de la más alta calidad disponible. Un buen envase también debe reflejar la personalidad de la empresa. Si una empresa es verde y moderna, entonces el embalaje debe ser reciclable e innovador.

No se puede negar el hecho de que un logo juega un papel vital en el marketing, pero el poder que un paquete visualmente atractivo tiene sobre los clientes no se puede comparar con él. Los clientes quieren asociar un producto con algo positivo, y el diseño del envase es a menudo lo primero que les viene a la mente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *