Algunas prácticas, como los masajes, y los productos tópicos, incluido el aceite de romero, pueden beneficiar la salud y el crecimiento del cabello. La causa de la caída del cabello puede afectar a su capacidad para volver a crecer. ¡Descubre al mejor especialista en caida de cabello en tijuana!

La caída del cabello va en aumento y, aunque puede que no tenga efectos físicos directos sobre la salud, el peaje emocional puede ser importante. La caída del cabello puede deberse a diferentes causas -genética, desequilibrios hormonales, hongos en el cuero cabelludo, estrés, enfermedades autoinmunes y deficiencias nutricionales-, pero hay algunas cosas que puede hacer para que su cabello vuelva a crecer de forma natural.

 ¿Qué es la caída del cabello?

La caída del cabello puede clasificarse según varios síntomas. La calvicie de patrón masculino o femenino, también llamada alopecia androgénica, es más común entre los hombres mayores de 50 años y las mujeres que ya han experimentado la menopausia.

En el caso de la calvicie de patrón masculino, las causas incluyen:

  • genética
  • cánceres
  • afecciones tiroideas
  • medicamentos
  • trastornos nutricionales
  • niveles elevados de hormonas sexuales llamadas andrógenos

Calvicie de patrón femenino

Es menos probable que las mujeres se queden completamente calvas, pero es habitual que se produzca un adelgazamiento. Los médicos dividen la calvicie de patrón femenino en 3 tipos:

  • Tipo I: Se produce cuando comienza un pequeño adelgazamiento alrededor de la parte del cabello.
  • Tipo II: se produce un ensanchamiento de la raya y un mayor adelgazamiento a su alrededor.
  • Tipo III: Se trata de un adelgazamiento generalizado, con una zona transparente en la parte superior del cuero cabelludo.

La calvicie de patrón femenino puede producirse de forma natural, estar relacionada con la genética, ser un efecto secundario de medicamentos o tratamientos, o sufrir cambios hormonales causados por el embarazo o la menopausia.

Las mujeres tienen menos probabilidades de experimentar un debilitamiento del cabello a los 20 años y, en cambio, pueden empezar a ver síntomas a los 40, 50 y más.

Opciones de tratamiento natural para el crecimiento del cabello

Tratar la caída o el debilitamiento del cabello puede ser un reto, y no todos los tratamientos funcionan en su caso. Si padece ciertos tipos de calvicie de patrón o una enfermedad que puede provocar la caída del cabello, es posible que no pueda volver a crecer el pelo. Sin embargo, hay algunos tratamientos naturales que algunas personas han encontrado eficaces al tratar de hacer crecer de nuevo el cabello. Aquí está nuestra lista de 10 de los mejores tratamientos naturales para el crecimiento del cabello.

Masaje

El masaje del cuero cabelludo, que las personas pueden combinar con aceites y mascarillas capilares, estimula el cuero cabelludo y puede mejorar el grosor del cabello.

Se cree que el estiramiento durante el masaje favorece el crecimiento y el grosor del cabello en las células de la papila dérmica, que se encuentran en la parte inferior del folículo piloso. Estas células desempeñan un papel clave en la formación del cabello, el crecimiento del cabello y el ciclo de muda y rebrote.

Un estudio de 2019 demostró que el masaje del cuero cabelludo mejoró el crecimiento del cabello, el flujo sanguíneo y la salud del cuero cabelludo en las personas. Tomarse el tiempo para masajear su cuero cabelludo todos los días también puede ayudarlo a aliviar el estrés y la tensión, una ventaja adicional si estas emociones son la raíz de su pérdida de cabello.

Masajea el cuero cabelludo con las yemas de los dedos, no con las uñas. Desplázate por el cuero cabelludo en pequeños círculos, aplicando una presión de ligera a media. Si bien no hay una cantidad fija de tiempo que tienes que hacer un masaje del cuero cabelludo, cada masaje del cuero cabelludo se dio diariamente durante 4 minutos durante un período de 24 semanas en el estudio de 2019 antes mencionado.

La conclusión: Sé paciente y consistente.

Aloe vera

El aloe vera se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar la caída del cabello. También calma el cuero cabelludo y acondiciona el cabello. Puede reducir la caspa y desbloquear los folículos pilosos que pueden estar obstruidos por un exceso de grasa.

Puede aplicarse gel de aloe vera puro en el cuero cabelludo y el cabello varias veces por semana. También puedes usar champú y acondicionador que contengan aloe vera.

Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos, llamados ácido láurico, que penetran en el interior del tallo capilar y reducen la pérdida de proteínas del cabello. El aceite de coco puede utilizarse antes o después de lavarse el pelo, dependiendo del tipo de cabello. Si tu cabello tiende a ser graso, puedes hacer un tratamiento sin aclarado durante la noche o unas horas antes de lavarlo.

Masajea el cuero cabelludo y todo el cabello con aceite de coco. Si tienes el pelo seco, también puedes utilizarlo como tratamiento sin aclarado. Es necesario investigar más sobre el aceite de coco como promotor del crecimiento del cabello, pero se ha demostrado que lubrica el tallo del cabello y evita que se rompa.

Un estudio de 2021 también mostró que el coco aplicado al cuero cabelludo ayuda a enriquecer el microbioma del cuero cabelludo, haciendo que el cuero cabelludo y los folículos pilosos sean más saludables.

Viviscal

Viviscal es un suplemento natural para el crecimiento del cabello que promueve el crecimiento del cabello en personas con cabello fino.

Contiene un complejo marino conocido como AminoMar C, que es una combinación rica en minerales de polvo de tiburón y molusco, sílice orgánico y vitamina C (derivada de la cereza acerola). Estos ingredientes pueden ayudar a regenerar nuevas células y fortalecer las existentes.

Tienes que tomar las pastillas dos veces al día durante al menos 6 meses para ver resultados. Viviscal también fabrica un champú y un acondicionador.

Aceite de pescado

Consumir ácidos grasos omega puede ayudar a mejorar tu pelo desde dentro, ya que están llenos de nutrientes y proteínas. Tomar un suplemento de omega, junto con antioxidantes, ayuda a mejorar la densidad y el diámetro del cabello. También reduce la caída del cabello.

Los ácidos grasos omega ayudan a que las células funcionen correctamente y pueden reforzar la  inmunidad, lo que redunda en una mejor salud general. Sigue la dosis recomendada por el fabricante y consulta a tu médico antes de introducir cualquier suplemento nuevo en tu dieta.

Ginseng

Tomar suplementos de ginseng puede favorecer el crecimiento del cabello estimulando los folículos pilosos. Los ginsenósidos son los componentes activos del ginseng y se cree que son los responsables del efecto positivo del ginseng sobre el cabello.

La investigación sobre cómo el ginseng puede estimular el crecimiento del cabello es limitada, pero una reciente revisión de investigación de 2018 mostró algunos resultados prometedores.

Siempre tome suplementos según las indicaciones y asegúrese de verificar cualquier posible efecto secundario.

Jugo de cebolla

Si puedes soportar el olor del jugo de cebolla, es posible que descubras que los beneficios valen la pena. Se ha demostrado que el zumo de cebolla favorece el crecimiento del cabello y trata con éxito la alopecia areata parcheada, una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo ataca los folículos pilosos y provoca la caída del cabello en varias partes del cuerpo.

También se cree que el zumo de cebolla mejora la circulación. Un estudio realizado en 2015 con animales mostró una mejora del factor de crecimiento de los queratinocitos, un importante mediador del desarrollo y crecimiento de los folículos pilosos.

Para consumir zumo de cebolla, machaca unas cuantas cebollas y exprime el zumo. Aplícate el zumo en el cuero cabelludo y el pelo, y déjalo actuar al menos 15 minutos. Después, sigue con champú.

Aceite de romero

El romero es un aceite esencial común que la gente utiliza para promover el crecimiento del cabello y reducir su caída. Se ha descubierto que el aceite de romero estimula el crecimiento de cabello nuevo e incluso puede utilizarse para tratar la alopecia androgenética.

Mezcle unas gotas de aceite de romero en un aceite portador, como el aceite de argán o el aceite de jojoba, y masajéese el cabello y el cuero cabelludo antes de aclarar. Puede hacerlo varias veces por semana.

También puede añadir unas gotas de aceite de romero al champú y al acondicionador a diario. Sin embargo, evite utilizar aceites esenciales directamente sobre la piel, y mézclelos siempre en un aceite portador o champú.