Admitámoslo, El día de la madre debería celebrarse todos los días del año. Pero, por suerte, hay un día entero dedicado a asegurarse de que ella siente tu amor y tu aprecio. En 2022, el domingo 8 de mayo la colmarás de amor y aprecio.

¿Buscas una forma creativa de demostrarle lo mucho que te importa? Por qué no impresionarla con algunos datos divertidos sobre la historia y la primera celebración del Día de la Madre, como éstos. ¡Descubre esta Cesta de Fruta a domicilio, un excelente regalo para el Día de la Madre!

INDICE

El Día de la Madre no se celebra siempre en la misma fecha cada año.

Pero la fiesta se celebra cada año el segundo domingo del mes de mayo. Este año será el 8 de mayo.

El Día de la Madre se hacen más llamadas que cualquier otro día del año.

Según los informes, el segundo domingo de mayo se realizan aproximadamente 122 millones de llamadas al año.

El Día de la Madre es la tercera festividad en la que más flores y plantas se venden.

Después de Navidad y Hanukkah, más personas compran flores y plantas para sus madres en el Día de la Madre que en cualquier otra festividad. ¿Se les puede culpar? Es un regalo maravilloso. Aproximadamente una cuarta parte de todas las flores que se compran a lo largo del año se compran para el Día de la Madre.

Una de las primeras celebraciones del Día de la Madre tuvo lugar en la antigua Grecia

Los griegos hacían celebraciones primaverales en honor a Rea, la diosa de la fertilidad, la maternidad y la generación.

Normalmente, el Día de la Madre es el más concurrido del año para los restaurantes.

Según la Asociación Nacional de Restaurantes, en 2018 unos 87 millones de adultos hicieron planes para ir a un restaurante por el Día de la Madre.

En 2017, había 42,7 millones de madres en EEUU.

Estas mujeres tienen entre 15 y 50 años, ¡y en conjunto han sido madres de 95,8 millones de niños!

El apelativo ‘Mamá’ viene de los bebés.

Lo primero que puede vocalizar un bebé es el sonido ‘ma’, por eso en casi todos los idiomas la palabra para madre empieza por la letra ‘M’ o es alguna iteración del sonido ‘ma’.

La historia del Día de la Madre estadounidense comienza con la pacificadora Ann Jarvis.

Durante y después de la Guerra Civil, Ann Jarvis hizo un esfuerzo concertado para fomentar la amistad y la comunidad entre las madres de ambos bandos de la guerra. En 1868 creó un comité que estableció el primer atisbo de la fiesta actual: «Día de la Amistad de las Madres».

La hija de Ann, Anna, continuó su legado creando la festividad oficial.

Anna Reeves Jarvis trató de honrar a su propia madre estableciendo un día de observancia íntima que es, obviamente, la base de la fiesta actual. El primer Día de la Madre se celebró en 1908.

Woodrow Wilson promulgó el Día de la Madre en 1914.

Después de que Anna Jarvis creara la Asociación Internacional del Día de la Madre con el fin de racionalizar el día íntimo de la observancia al segundo domingo de mayo, Woodrow Wilson legitimó la celebración como un día festivo a nivel nacional.

Anna Jarvis intentaría más tarde frenar lo que llegó a ser el Día de la Madre.

La festividad se convirtió rápidamente en una oportunidad comercial para que los productores vendieran flores, caramelos y tarjetas. Anna Reeves Jarvis consideraba que esto restaba importancia a los aspectos personales e íntimos de la festividad y se opuso a ello iniciando boicots y paros, e incluso condenó a la primera dama Eleanor Roosevelt por utilizar el día como medio de recaudación de fondos. Jarvis acabaría utilizando todo su dinero en esta lucha, y murió a los 84 años en un sanatorio.

En 2018 se gastaron más de 23.000 millones de dólares en el Día de la Madre.

En promedio, los compradores gastan 180 dólares en regalos para sus madres. En solo USA se gastaron 4.600 millones de dólares en joyas y 4.400 millones en cenas o almuerzos.