3 Consejos para que tus hijos salgan a jugar a la calle

Lo escuchamos todo el tiempo: “los niños necesitan menos tiempo de pantalla y más tiempo al aire libre”. Dejando a un lado las intenciones, en el mundo actual de los miedos sociales, la vida urbana y el exceso de horarios, es difícil sacar a los niños al aire libre. Es difícil salir nosotros mismos. No necesitamos más discursos sobre por qué los niños necesitan estar al aire libre. Lo que necesitamos son soluciones prácticas para motivar a nuestros hijos a jugar al aire libre.

¡Te recomendamos motivar a tu niño a jugar con pistolas de agua con sus amigos, las mejores pistolas de agua las encuentras en El imperio del juguete!

Sé que quiero que mis hijos salgan más. Quiero que jueguen, vaguen y exploren. Y se lo digo. Pero no siempre están de acuerdo… sobre todo cuando crecen y se involucran más en su propia vida.

Al principio, es fácil. Sólo tienes que abrigar al bebé y llevarlo fuera. Con el tiempo, se vuelven demasiado pesados y demasiado independientes. Ahora, las excursiones se hacen a su ritmo. A medida que los niños se acercan a la edad escolar, es posible que te cueste mantenerlos motivados mientras van de excursión o se entretienen al aire libre. Para el jardín de infancia es probable que ya hayas empleado un arsenal de estrategias: excitación exagerada, golosinas, coacción, sobornos y tiempo obligatorio en familia.

Las siguientes sugerencias son adecuadas para niños menores de 12 años. Ten en cuenta que todos los niños son diferentes, así que algunos de estos consejos funcionarán con ciertos niños, mientras que otros no. Sigue intentándolo. Conseguir que tus hijos salgan al aire libre es importante; no debes renunciar a ello.

Sigue sus intereses

Puede que tengas que pensar de forma creativa. Te prometo que hay una manera de hacer que salgan al exterior aprovechando sus intereses actuales. Que a ti te guste el senderismo, el ciclismo o la observación de aves no significa que ellos vayan a disfrutar con esas actividades.

De hecho, “arrastrarlos” a participar en actividades que no disfrutan suele tener un efecto negativo y hace que se resientan de salir. Eso no es lo que quieres.

Los niños se entusiasmarán con las aventuras al aire libre si éstas incluyen cosas que les gustan, como las ovejas peludas. Piensa en lo que les gusta y les interesa a tus hijos y parte de ahí.

  • Si les gusta un determinado deporte, entonces es fácil, sólo tienes que salir y hacer eso con ellos.
  • Si lo que les gusta es leer, tal vez puedas encontrar lugares al aire libre similares a sus libros o leer al aire libre en un parque.
  • Si les gusta dibujar, salgan a usar la naturaleza como inspiración artística.
  • Si les gusta la mecánica, salgan a la naturaleza y busquen máquinas en los paseos a pie o en bicicleta. O ve al bosque y empieza a construir con ellos. Construye fuertes, puentes y catapultas con troncos y piedras caídas.
  • Si les gusta cocinar, vayan a recoger ingredientes frescos.
  • Si les gusta cantar, haz un curso de canto de pájaros.
  • Si tienen una casa de superhéroes, saquen sus pistolas nerf fuera para un juego de barrio.

A veces animamos a nuestros hijos a jugar fuera a juegos que se inventan de cualquier dibujo animado que les guste. Cuando mi hija menor tenía cinco años, salía a jugar a la cavernícola. Cazaba pájaros (burbujas) del aire y utilizaba rocas y troncos para hacer cuevas en las que vivir. Cuando mi hijo era más pequeño, salía al patio trasero a ‘doblar los elementos’ y luchar contra las fuerzas invasoras con sus ‘poderes terrestres’.

Salir al aire libre con ellos

Tus hijos querrán salir más al exterior si vas a jugar con ellos. Juega con ellos a la pelota, al golf, al arroyo… Diviértete, deja que te vean sonreír y disfrutar. Pregúntales qué les gustaría hacer fuera en lugar de decirles lo que van a hacer.

Una estrategia que nos funciona bien es la “lista de deseos de verano”. Al principio de las vacaciones de verano, hacemos una lluvia de ideas de actividades al aire libre en un gran trozo de papel y lo pegamos en la pared como recordatorio.

Otra estrategia que nos ha resultado eficaz es designar un día (o algunos días) de la semana para “aventuras en familia”. Cada miembro de la familia se turna para decidir la actividad y el destino. De este modo, los niños saben que podrán elegir un día y hay más entusiasmo por salir al exterior en familia.

Algunas familias tienen éxito con un calendario de actividades al aire libre ya compilado. Puedes coger estos calendarios de 4 semanas en la naturaleza y la lista de deseos para ver si te ayudan a motivar más tiempo al aire libre para tu familia.

Estoy seguro de que la mayoría de los niños no rechazarían tu oferta de ser su compañero de juegos al aire libre. Pruébalo.

Invita a tus amigos a jugar al aire libre

Si no quieren jugar contigo, quizá se animen a jugar con sus amigos al aire libre.

Conoce a las familias con hijos de tu barrio y fomenta los encuentros al aire libre con los niños. Cuantos más padres conozcas en tu barrio, más cómodo te sentirás al permitir que tus hijos salgan a jugar.

Si no quieres que tus hijos anden sueltos, organiza momentos de juego con regularidad e invita a tus amigos a que se unan a tu familia en aventuras al aire libre. Mejor aún, organiza acampadas y excursiones con otras familias con niños para que se diviertan a lo grande al aire libre. A mí me gusta especialmente esta estrategia porque me proporciona el tan necesario tiempo de socialización de los adultos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *