En el Día de San Valentín, es tradicional sorprender a tu pareja con un ramo de flores perfecto. Pero, ¿cómo asegurarse de elegir las flores adecuadas? Aquí tienes nuestros 5 consejos para que puedas regalar flores a la persona que hace que tu corazón lata más rápido. ¡Elige el mejor ramo de flores en la tienda floresdalia.com!

ASEGÚRATE DE QUE SEAN FRESCAS…

No les darías chocolates pasados de fecha, así que no hagas lo mismo con tus flores. Si las compras en persona, comprueba que están súper frescas palpando suavemente la parte del pétalo que se une al tallo. Cuanto más firme sea esta parte, más fresca será la flor.

… Y DURADERAS

Si las flores son un símbolo de tu amor, ¿qué va a pensar tu pareja si se han caído el 15 de febrero? Para que se mantengan firmes y duraderas, asegúrate de que los tallos se recortan con un cuchillo afilado (¡no con unas tijeras romas!) y se sumergen en agua fresca y limpia en un jarrón bien limpio.

ATRÉVETE A SER DIFERENTE

Puede que sean la flor sinónimo de San Valentín, pero coger un ramo de rosas rojas no demuestra precisamente mucha reflexión o imaginación. Intenta averiguar de antemano cuáles son sus flores favoritas (pasar por algunas floristerías te ayudará). Si no lo consigues, piensa en su color o fragancia favorita y pide al florista que te ayude a elegir un arreglo que refleje su carácter.

HAZLA SONREÍR… NO ESTORNUDAR

Quieres darle a tu amor fiebre en el sentido de Nina Simone, no fiebre del heno. Si el objeto de tus afectos es una persona alérgica, evita las flores embriagadoras, como los jacintos, los crisantemos y los girasoles, que podrían hacerle estornudar. En su lugar, opta por flores como la hortensia, la hosta, los tulipanes, el iris y los lirios.

HAZLO PERSONAL

Si estás ocupado con el trabajo, puede ser tentador sacar la tarjeta de crédito y pedir algo en línea de una gran tienda online. Pero no sabrás exactamente lo que vas a recibir ni cómo se han visto afectadas las flores durante el transporte. Si puedes, elige tus flores en persona en una floristería independiente, donde podrás elegir un ramo que sabes que reflejará el estilo y la personalidad únicos de tu pareja.

CONOCE LO QUE LE GUSTA A TU PAREJA

Parece obvio, pero saber lo que le gusta y lo que no le gusta a tu pareja en lo que respecta a las flores es un punto de partida importante. Si te metes en Internet y tratas de improvisar, esperando que la inspiración llegue una vez que empieces a buscar, es probable que acabes abrumado, frustrado y con una mala decisión.

Aunque no es necesario que tengas una discusión profunda al respecto, hacer algunas preguntas abiertas y prestar atención debería darte lo suficiente para hacer una buena elección. Una vez que hayas descubierto algunas de sus flores favoritas, utiliza la información sabiamente.

Si tu pareja dice que le encanta el romanticismo de las rosas rojas en San Valentín, no intentes ser original y elige lirios o gerberas en su lugar. Por otro lado, si has descubierto que a tu pareja sólo le gustan las flores blancas, quédate con ese color. Por muy bonitas, elaboradas y caras que sean tus flores, si no se adaptan a los gustos de tu enamorado, no serán del todo apreciadas.

NO COMPRES LAS FLORES EN EL ÚLTIMO MOMENTO

Aunque está muy bien ser espontáneo de vez en cuando, dejar el pedido de flores de San Valentín para el último momento nunca es una buena idea. Es entonces cuando todo el mundo sale a por sus flores y las floristerías trabajan al máximo para atender el aumento de la demanda. Además, las existencias pueden ser limitadas en ese día o cerca de él, lo que significa que, después de pensarlo y considerarlo detenidamente, es posible que no pueda comprar exactamente lo que quiere y tenga que hacer concesiones.

Es justo decir que dejarlo para el último momento es buscarse problemas. Si haces tu pedido online con antelación, puedes estar tranquilo sabiendo que tus flores están preparadas y que se entregarán el mismo día sin ningún problema. Además, no hay ninguna norma que diga que no puedes regalar flores a tu pareja en la víspera de San Valentín: así alargarás las celebraciones, lo que seguro que te encantará.

ELIGE LA FLORISTERÍA ADECUADA

El lugar donde compres las flores también es importante. Imagínate la decepción de ambos si el día de San Valentín llega un arreglo de mala calidad o, peor aún, si no llega. Puedes evitar esta pesadilla encargando a una floristería con reputación y experiencia.

Puede que pagues un poco más al comprar flores de calidad, pero recuerda que obtienes una buena relación calidad-precio, ya que tienen mejor aspecto y duran más. Además, si compras a una floristería especializada en flores de San Valentín, tendrás una fantástica selección entre la que elegir, y podrás hacer tu pedido con la seguridad de que llegarán a tiempo y tendrán un aspecto increíble.