15 Mejores Cosas para Hacer en Mazatlán (México)

Una ciudad costera en Sinaloa, Mazatlán ha sido un caldo de cultivo para los turistas extranjeros desde que las estrellas de la época dorada de Hollywood bajaron a pescar y a socializar en la Plaza Machado.

Mazatlán se remonta a un siglo atrás y fue planeado por un banquero filipino que hizo su fortuna con el comercio de perlas.

La mayoría de los turistas se alojarán en la moderna Zona Dorada, donde hay un puerto deportivo de lujo y condominios frente al mar.

O tal vez prefiera el Centro Histórico, construido por primera vez en la década de 1830 y bendecido con las vistas más bonitas.

Ambos están unidos por el largo paseo del Malecón y habitados por saludables comunidades de expatriados estadounidenses y canadienses jubilados.

Mazatlán también cuenta con un público más joven, atraído por los ruidosos locales nocturnos y las olas que merecen una competencia internacional.

Exploremos las mejores cosas para hacer en Mazatlán:

1. Centro Histórico

Fuente: photomatz / shutterstock

Centro Histórico

La mayoría de los edificios históricos de Mazatlán se encuentran en el Centro Histórico, el barrio desarrollado en las décadas de 1820 y 1830.

En ese tiempo Mazatlán pasó de ser una aldea en un estuario pantanoso de un río a ser el puerto más grande de la costa del Pacífico de México y la capital de Sinaloa.

Una de las señas de identidad del viejo Mazatlán son sus”pulmonías”, taxis estilo carrito de golf con toldos que se deslizan por sus calles.

El barrio había caído en tiempos difíciles en la década de 1980, pero ha sido arreglado desde la década de 2000, y sus casas pintadas de estilo neoclásico han sido restauradas a su gloria en el siglo XIX.

Seguirá regresando a esta encantadora parte de la ciudad para comer, comer en la calle (los tacos de camarones y los tamales son una delicia), hacer compras de recuerdos y visitar galerías de arte.

El barrio se convierte en un gran escenario al aire libre en junio para el Día de la Música, cuando se celebra la diversidad de conciertos gratuitos.

Gran tour para comenzar su viaje: Visita guiada de 3 horas a la ciudad de Mazatlán

2. Plaza Machado

Fuente: Stan Shebs / Wikimedia

Plaza Machado

Nombrada por su financiero, el empresario filipino de buceo de perlas Juan Nepomuceno Machado, Plaza Machado fue trazada en un terreno pantanoso en 1837. La plaza es el lugar más pintoresco del Centro Histórico, con filas de palmeras y árboles de madera dura, parterres de flores formales y un elegante quiosco de música de hierro forjado en su centro.

Tómese unos minutos para admirar las casas de la plaza, pintadas en tonos terrosos, y considere los diversos personajes que han visitado este lugar en los últimos 180 años.

Hubo 49 personas durante la fiebre del oro en California en 1849, actores de Hollywood en las décadas de 1930 y 40 y la célebre soprano Ángela Peralta, que falleció en este lugar en 1883. Según la leyenda, dio un último aria desde su balcón antes de sucumbir a la fiebre amarilla.

Revise los hoteles recomendados en Mazatlán, México

3. Malecón

Fuente: photomatz / shutterstock

Malecón

Uno de los paseos marítimos más largos del mundo, el Malecón se extiende a lo largo de 8,5 kilómetros desde la Zona Dorada hasta el Centro Histórico.

El punto de partida sur es un monumento a Pedro Infante, el actor y cantante nacido en Mazatlán.

En esta ruta bordeada de palmeras hay extravagantes obras de arte público, vendedores ambulantes de comida, playas y una gran cantidad de bares, clubes y restaurantes.

Una parte integral de cualquier noche en el Malecón es ver la puesta de sol.

Hay algunos tramos escarpados, y en el parque de la Glorieta Rodolfo Sánchez Taboada, cerca del extremo sur, se puede contemplar el espectáculo de gente que se zambulle desde una roca de 20 metros de altura en el agua a sólo unos metros de profundidad.

Febrero/Marzo es cuando el Malecón se entrega a toda la diversión y locura del Carnaval.

4. Faro (Faro)

Fuente: seabasortega / shutterstock

Faro

El Cerro Crestón es la gran roca al final de un istmo en el lado oeste de la entrada del puerto.

La cima ha sido utilizada para la navegación desde 1828 con la construcción de una primitiva baliza.

En 1879 fue sustituido por un verdadero faro, aún hoy en día con varias modificaciones y con un alcance de 30 millas náuticas.

Y aunque este edificio merece una mirada, es la vista desde el Cerro Crestón lo que hace que la difícil caminata hasta la cima valga la pena.

El faro se encuentra a 160 metros sobre el nivel del mar y hay que subir más de 350 escalones para llegar.

Una vez que recupere el aliento, disfrutará de vistas panorámicas del Centro Histórico, el puerto, la Isla de la Piedra al este y los afloramientos de Piedras Blancas en el agua al oeste.

5. Catedral de la Inmaculada Concepción

Fuente: Serge Freeman / Shutterstock

Catedral de la Inmaculada Concepción

Construida durante casi 45 años hasta 1899, la catedral de Mazatlán es un opulento monumento con reminiscencias de arquitectura neobarroca, neoclásica y neogótica.

La fachada principal, orientada al sur, presenta un pórtico-arco con arcos alargados de varias hojas, piedras dispuestas en una llamativa diagonal e imágenes esculpidas de Mateo, Marcos, Lucas y Juan en nichos.

El interior de tres naves está ricamente adornado, con el candelabro más grande de México, colgado de la cúpula principal de estilo renacentista.

Echa un vistazo a los 28 vitrales, cada uno adornado con una estrella de David como muestra de agradecimiento a una acaudalada familia judía local que ayudó a financiar la construcción.

El altar mayor, de estilo barroco, es muy teatral, tallado en mármol blanco de Carrara y con una representación de la Última Cena.

6. Teatro Ángela Peralta

Fuente: Slevinr / wikipedia

Teatro Ángela Peralta

Uno de los grandes monumentos del Centro Histórico, el Teatro Angela Peralta, fue inaugurado en 1869 a petición del empresario local Manuel Rubio.

En ese momento Mazatlán era la capital de Sinaloa y necesitaba un lugar de actuación a la altura.

El teatro se terminó de construir en 1874, y en 1883 estuvo a cargo de Ángela Peralta, la famosa soprano.

Desembarcó en la ciudad con una gran fanfarria, pero murió sólo tres días después de una repentina epidemia de fiebre amarilla, que se cobró 76 de los 80 miembros de su compañía.

El teatro se deterioró después de un huracán en 1975, pero fue completamente restaurado en 1992. Visite este suntuoso lugar para realizar una visita guiada y conocer la difícil construcción del teatro y los acontecimientos de 1883, o deleitarse con música clásica, ballet u ópera por las tardes.

7. Playa Olas Altas

Fuente: D-Stanley / Flickr

Playa Olas Altas

Traduciendo a “High Waves”, esta pequeña bahía dorada se encuentra justo en el Centro Histórico y es trazada por el Malecón.

Fiel a su nombre, Playa Olas Altas tiene un oleaje intenso, que atrae a los surfistas y surfistas.

Como el lugar donde el turismo se afianzó a mediados del siglo XX, es divertido pensar que John Wayne o Gary Cooper habrían pisado estas arenas hace unos 70 años.

Wayne, Rudolph Valentino, Gregory Peck y Rock Hudson se alojaron en el Hotel Belmar.

Por la mañana se puede ver a los pescadores entrar en sus pangas y vender sus capturas directamente a los restaurantes, mientras que por la noche los atardeceres en esta playa orientada al oeste son tan románticos como se puede ver.

8. Acuario de Mazatlán

El único acuario independiente en la costa pacífica de México, esta atracción cuenta con más de 50 tanques que muestran las especies que habitan el Pacífico al lado de Sinaloa, así como la vida de agua dulce de las regiones tropicales de todo el mundo.

Hay más de 250 especies, incluyendo tortugas marinas, tiburones, pulpos, pirañas, peces payaso, anguilas y paracaidistas que pueden respirar fuera del agua y usar sus aletas como patas.

Los tanques de la carpa son el tanque de los pescados oceánicos, que contiene casi dos millones de litros y la piscina de la raya que contiene seis diversas especies de la raya.

El acuario también tiene un amplio entorno al aire libre, con un aviario y un jardín botánico.

Bajo las ramas de un magnífico árbol de orejas de elefante se pueden observar aves rapaces volar.

9. Isla de la Piedra

Fuente: Stan Shebs / Wikimedia

Isla De La Piedra

Los taxis acuáticos lo llevarán desde el puerto de Mazatlán a través del canal hasta la Isla de la Piedra por $30 pesos por viaje de ida y vuelta.

Menos desarrollada, es más una península que una isla, y está bordeada por una larga playa de arena gruesa a unos 200 metros del muelle.

En el lado oeste, más cercano a Mazatlán, la playa está respaldada por una serie de restaurantes, algunos de los cuales son establecimientos apropiados para sentarse y otros palapas casuales (palapas), dependiendo de lo que te apetezca.

Muchos de los restaurantes tienen sus propias tumbonas y sillas de playa, que vienen con el precio de una comida.

También se puede hacer una excursión en catamarán para recorrer los manglares del canal y explorar las cuevas que alguna vez utilizaron los piratas en la costa.

10. Las Labradas

Fuente: Tomás Castelazo / Wikimedia

Las Labradas

En la reserva natural de la meseta de Cacaxtla, a unos 40 kilómetros al norte de Mazatlán, se encuentra uno de los vestigios culturales más antiguos del norte de México.

Las Labradas son cientos de glifos tallados en rocas volcánicas en la playa, un sitio sin equivalente en las Américas.

Estas piedras datan del año 2000 a.C. al 300 d.C., y representan seres humanos, plantas, animales y formas geométricas, y algunos de los patrones muestran una mano de obra altamente sofisticada.

Vaya con un guía que le explicará el significado de estas misteriosas tallas y la vida de las personas que las hicieron.

También hay un pequeño centro de interpretación adjunto para más contexto.

Revise los hoteles recomendados en Mazatlán, México

11. Playa Bruja

Fuente: rnarcio / Flickr

Playa Bruja

Un viaje en autobús o taxi desde el centro de Mazatlán, Playa Bruja pasa por la Zona Dorada en Cerritos, un área frente al mar en el norte donde los hoteles de alto nivel están apareciendo cada año.

La playa es de unos pocos cientos de metros de arena bañada por el oleaje.

El oleaje puede llegar hasta dos metros, pero Playa Bruja está en una pendiente suave y las olas rompen bastante lejos, por lo que hay mucha agua poco profunda para chapotear.

A los surfistas les encantan los descansos en Playa Bruja y puedes verlos en acción e investigar un par de restaurantes locales de mariscos altamente calificados como Mr Lionso y Mariscos Los Tiburones.

12. Surf

Fuente: LUISA AMARE / persiana

Surf

Como habrás adivinado, Mazatlán y esta parte de la costa de Sinaloa es un paraíso para el surf.

En menos de una hora hay una gran variedad de playas y olas, desde principiantes hasta expertos.

Y no faltan escuelas y campamentos que te ayuden a conquistar estas olas.

Los instructores del Centro de Surf Mazatlán y de la Escuela de Surf Jah pueden escoger los descansos que sean adecuados para ti, y ayudarte a montar tu primera ola o a volver a tu mejor nivel.

Si desea unas vacaciones dedicadas exclusivamente al surf, y tal vez un poco de kayak y excursiones en el interior de Sianloa, puede reservar un campamento de surf como Barras de Piaxtla o East Pacific.

13. Carnaval

Fuente: df.medrano / Flickr

Carnaval

Mazatlán tiene el carnaval oficial más antiguo de México, que se celebra en su formato actual desde 1898. El Carnaval es una erupción de espectáculos callejeros, música en vivo y desfiles encabezados por personajes como la Reina, el Rey de la Alegría y la Reina Infantil, el Rey Feo, todos coronados al comienzo de las celebraciones.

Los candidatos a estos papeles se anuncian varios meses antes, mientras que en las semanas previas al Carnaval se ven esculturas a lo largo del Malecón que representan el tema de ese año.

El sábado en la playa de Olas Altas se celebra un simulacro de batalla naval con fuegos artificiales para conmemorar un invento de la intervención francesa de 1864, cuando el acorazado “Cordeliere” fue repelido del puerto.

14. Avistamiento de ballenas

Fuente: Escajadillo / persiana

Avistamiento de ballenas

Entre diciembre y marzo, la costa pacífica de México es uno de los mejores lugares del mundo para ver ballenas jorobadas.

Esta especie migra desde Alaska para parir en aguas tropicales al sur de Mazatlán alrededor de Puerto Vallarta.

A lo largo de la temporada hay muchas posibilidades de tener experiencias cercanas con esta extraordinaria criatura, ya sea que veas aletas, colas de soplido o ballenas enteras rompiéndose.

También puede descubrir una orca, aleta, ballena gris o de Bryde, mientras que especies de delfines como el diente áspero y la nariz de botella habitan estas aguas durante todo el año.

Entre junio y enero, una compañía, Onca Explorations también ofrece viajes al Santuario de Tortugas Marinas El Verde Camacho, donde usted viajará a los bosques de manglares para ayudar a liberar a las crías de tortugas marinas en el océano.

15. Gastronomía Regional

Fuente: Ricardo Villasenor / Shutterstock

Aguacate

Cuando se trata de comida y bebida, lo primero de lo que tenemos que hablar es de Pacífico, la cerveza pilsner local, elaborada en la ciudad desde 1900 y servida prácticamente en todos los bares y restaurantes de la playa.

Pacífico tiene el Cerro Crestón en su etiqueta y combina bien con los robustos sabores y especias de la cocina de Mazatlán.

Pueden ser tacos de gobernador con camarones o pargo “zarandeado”, en un rico adobo de chile ancho y salsa de soja.

es camarón en una salsa con chile, jugo de limón, cebolla y cilantro, mientras que el chilorio es quizás el plato distintivo de Sinaloa, y es carne de cerdo, cocida a fuego lento y luego frita en una salsa de chile con ajo, cebolla y comino.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *